viernes, marzo 17, 2006

Se sigue calentando la cosa...

Coloqué un artículo la semana pasada en mi lista del Nuevo Orden Mundial (NWO) que fue escrita por el General Butler llamado La Guerra es un chanchullo y coloqué este artículo en http://www.thewatcherfiles.com , vale la pena leerlo. Este señor sirvió en la milicia durante la Primera Guerra Mundial y anterior a esta participó en unas cuantas más pequeñas. El describe detalladamente sobre el chanchullo que es todo este asunto de la guerra y como los dueños de negocios y corporaciones se hacen de dinero durante una ‘guerra’.

Esto pone mucho lo de hoy en perspectiva, tal como por qué y cómo las guerras son usadas para hacer millonarios y billonarios, manteniendo a la elite más rica y a todos los demás sirviendo como marionetas de guerras. Donald Rumsfeld ha hecho sobre $5 millones de dólares en vacunas que nadie si quiera ha usado y que no ayudarán para nada si las usaran, no sirven, no obstante usan el dinero de los contribuyentes para promoverla de manera que él pueda ganar beneficios personales de las ventas. Dick Cheney Haliburton ha hecho $billones de la comida y del agua, las que ni siquiera ha suplido a las tropas, y los contratistas han hecho millones de la restauración de un Irak que ni siquiera aún ha sido restaurado. Todo es un fraude organizado.

Y ya no es un juego de grandes números. Las personas están tan condicionadas a escuchar de las enormes cantidades de dinero que se necesitan para hacer alguna cosa en específico que realmente ellos nunca analizan con detalles ni sacan los números para descubrir los costos reales. Escuchamos de cientos de millones de dólares siendo utilizados en defensa, tales como aviones, o armas cando los costos reales son una fracción de esos, el resto es beneficio encubriendo los beneficios de los ya ricos o siendo utilizados en proyectos para su sobrevivencia cuando todo el mundo esté muriendo por sus guerras y plagas. Siempre es así cuando se trata de dinero.

Odio el mundo de hoy en día. Ya no puedo soportar estar aquí. Nunca me he sentido tan despegada de algo como lo estoy ahora de la tierra. Todo lo demás es sólo apariencias y una mera sobrevivencia diaria. La vida es como una cebolla. Cuando comienzas a pelarla y a apartar las capas todo es ilusiones destrozadas y ves las cosas como realmente son. Y cuando llegas a ese punto donde no te queda nada más que Yahvé porque todo lo demás parece tan falso y tan vano.

La única manera como puedes alcanzar a las personas es llevarlos a ver las capas de la cebolla una a la vez. Pelándola. Algunos lo verán, otros no. La mayoría está feliz con sus ilusiones y no desean que les sean destrozadas, la ignorancia no es solo felicidad total sino que es completamente bienvenida por la mayoría.

Si las personas no salen de las ilusiones van a ser destruidas por ellas.

Busquen a Yah. No importa lo que pase.

Manténganse enfocados en Él.

Sólo lo que hagamos por Él permanecerá.