martes, marzo 21, 2006

Usualmente no coloco este tipo de información en mi Blog…

Usualmente no coloco este tipo de información en mi blog pero pensé que debía compartirlo… se trata de un email que recibí temprano hoy…

---------------

PD. También quiero compartirte lo que escuché del Señor cuando estuve pasando un tiempo con Él la semana pasada, cuando le estuve preguntando específicamente acerca de ti y de tu ministerio…fue una noche bastante poderosa, diciéndolo en pocas palabras. Hubo más en esta jornada, pero esto fue todo lo concerniente a ti…el resto fue más un asunto personal.

Registro de Oración del 3-15-06

Juan 15, leído antes de comenzar con el Señor.

Señor, ¿es Sherry Shriner tu hija? ¿Está ella diciendo la verdad?

Una luz como una estrella brillante brilló en la oscuridad en este momento….

¿Ves la luz en la oscuridad? Esa es mi hija brillando para todo el que vea, brillando a través de la oscuridad de este mundo y lo que va a pasar.

¿Va el rapto a acontecer como se nos ha estado diciendo, o será este para unos cuantos seleccionados?

Tal como fue dicho en el libro de Apocalipsis habrá una multitud sin número quienes han muerto por mi nombre. Un grupo ha sido escogido que será manifestado antes de que la oscuridad de mañana se convierta en insoportable, pero estas cosas deben pasar. No temas mi hijo.

Nuevamente Señor, ¿está Sherry diciendo la verdad?


Un número de pequeñas estrellas brillarán en la oscuridad rodeando la más brillante del centro...estas son los que han escuchado su mensaje y tienen ojos para ver y oídos para oír. Ellos llevarán sus palabras a aquellos quienes no saben y tu estás entre esas estrellas. Mi hijo, te he moldeado en la forma que lo he hecho por una razón, lloré por ti cuando tuviste que soportar todo lo de tu juventud, pues no deseaba verte en dolor, sino solo en el gozo que yo proveo. Pero tuviste que ser refinado, tuviste que ser capacitado para cuestionar la autoridad y ver lo que otros no. Te amo mi hijo, siempre te he amado y siempre te amaré. Como dice en el pasaje que has leído el que permanece en mi llevará buenos frutos, tu poda está casi completa y aunque no sabes el fruto que has producido a este punto, es muy buen fruto. El que permanece en mi, así también yo permaneceré en él, y le daré fortaleza en todas las cosas por venir.